LA DEUDA SENCILLA: PRESTAR DINERO RESPONSABLEMENTE

La deuda se define como la cantidad que se le debe a una persona, banco, institución crediticia o compañía. Hay dos tipos de deudas: una es una contraída para financiar la inversión y la deuda del consumidor; que se incurre en la compra de bienes que son consumibles o que se deprecian en valor. Si bien crecemos con la idea de que siempre se debe evitar pedir dinero prestado, evitar los préstamos podría obstaculizar las oportunidades de crecimiento financiero. La deuda, especialmente una planificada de manera consciente, puede ayudarlo a lograr las aspiraciones de la vida sin la carga de poner en peligro las relaciones y los planes futuros.

La deuda del consumidor, en particular, ha sido analizada como un medio para financiar gastos domésticos como la escolarización y los préstamos para automóviles durante la etapa más temprana de sus vidas y, finalmente, el pago de la deuda durante sus períodos de mayor ganancia. Las formas más típicas de la deuda del consumidor son las deudas de tarjetas de crédito y préstamos de día de pago. Si bien la deuda del consumidor no es mala en sí misma, se recomienda que sea menos del 20 por ciento de la paga que los individuos llevan a casa. Además, la deuda del consumidor a largo plazo se considera poco práctica e imprudente. Un ejemplo concreto es incurrir en deudas de consumidores con altos intereses durante años para comprar aparatos. Algunos clientes caerían en la trampa de un préstamo excesivo, acumulando así una deuda significativamente mayor que su valor neto. Este préstamo imprudente de dinero refleja el deseo de gratificación instantánea sin tener en cuenta las consecuencias. Su problema financiero incluso empeoraría si un evento repentino le golpeara a usted o a su familia, como la hospitalización.

Sin embargo, otro tipo de deuda es la deuda contraída para expandir o construir un negocio, o financiar varias formas de inversión. Los asesores financieros, como Robert Kiyasaki, alientan a endeudarse si solía iniciar una pequeña empresa o pagar hipotecas de bienes raíces. El dinero que los individuos, las empresas e incluso los gobiernos nacionales piden prestado para financiar diversos proyectos se ha vuelto verdaderamente vital en la vida de la economía global. Más importante aún, estos sabios préstamos pudieron proporcionar seguridad financiera a millones de personas al proporcionarles medios de subsistencia. Está totalmente de acuerdo con el préstamo si sus ingresos le permiten pagarlos y, en consecuencia, comprar necesidades básicas. Calcule con cuidado si el pago del préstamo, los ahorros y los gastos mensuales serían cubiertos por sus ingresos. Si no es así, no lo haga a menos que esté dispuesto a renunciar a una parte de sus gastos temporalmente. Los préstamos también pueden ser beneficiosos si te permiten ganar más en un futuro cercano. Ejemplos de ello es tomar ese grado de MBA / MA, expandir su negocio o comprar acciones. Reflexione sobre si estos préstamos valdrían la pena. Las ganancias más allá de las finanzas también deben ser consideradas. Después de todo, no todas las decisiones son económicas. Continúe y tome ese préstamo personal si eso significa asegurar el plan de atención médica y educación de sus hijos.

Prestar préstamos también significa encontrar al prestamista correcto

Tener préstamos con varias tarjetas puede ser difícil de pagar a largo plazo. No está ayudando que los pagos mensuales faltantes resulten en un alto interés de penalización; Lo que incluso se acercaría al 30-35% anual. Los préstamos de día de pago también serían extremadamente costosos, ya que tendrían un APR efectivo de 350-500%. Otros no son conscientes de cómo podría perjudicar sus finanzas debido al fácil procesamiento que ofrecen. En la mayoría de los casos, los cargos ocultos se integran en este tipo de préstamos. Los prestamistas privados, por otro lado, son una forma más segura de pedir dinero prestado. Aseguran tasas de interés más bajas, lo que hace que su decisión de préstamo sea más prudente. Haga clic aquí para encontrar un prestamista privado en línea.

CASA HIPOTECAS VS ALQUILER

Las hipotecas de tasa fija estándar de 15 a 30 años le permitirían a su familia ahorrar más en lugar de alquilar una casa o un departamento. Además, el volumen se dividiría en una década o tres, lo que lo haría más razonable. Las hipotecas son un buen tipo de préstamo ya que les permite a las familias o individuos acumular capital (especialmente en áreas urbanas y suburbanas) al tiempo que fortalecen su reputación crediticia.

En conclusión, contrariamente a la deuda popular no es tu enemigo malvado. Más bien, es una gran responsabilidad que requiere disciplina, sacrificio y un examen cuidadoso de sus condiciones de pago. Por último, respete sus obligaciones con sus acreedores para no poner en peligro sus metas futuras y su tranquilidad.

Leave a Reply